Archivo de la etiqueta: laura lacarra

2013

Finalmente me animo a escribir mi retro del 2013. La verdad que hay cosas que estoy muy contenta y otras no tanto, por eso me da hasta apuro echar la vista atrás.

No obstante de todo se aprende y es bueno reflexionar de ello.

Así que para poner en contexto este 2013 he cumplido 4 años trabajando y la verdad que ha sido el mejor año profesional. ¿Por qué?

Lo mejor del 2013

  • Versión estable del producto de teleasistencia

El proyecto de teleasistencia que empezó siendo mi proyecto fin de carrera y que terminó siendo una realidad en centros de operadores de teleasistencia se consolidaba esta temporada.

  • Madurar en experiencias con clientes

En concreto tengo una experiencia de ir a un cliente en una situación bastante de caos e irme con el cliente tranquilo y una situación controlada.

  • Jira: Empezar a utilizar Jira como herramienta software para  gestión de proyectos y recursos.

Prácticamente cambio mi forma de organizar un proyecto de la mano de metodologías ágiles.  Mejoras en explotar información, en comunicación, administración que se traducían en ahorrar tiempos y malos finales.

  • Git:

Migración del proyecto de SVN a GIT y comienzo de una relación de amor con GIT.

  • Test:

Inicio en el mundo precioso y hermoso de los test. (Exacto, antes no hacía test) 

  • Organizar Betabeers Zaragoza: 

Despertó una motivación y una alegría interior tras cada evento. Cada mes era un reto: ¿cómo responderá la gente ante el programa? ¿seguirán viniendo? ¿qué dinámica monto para que se lancen a hablar entre ellos? Y la verdad que no puedo estar más contenta de los resultados obtenidos: una comunidad que disfrutamos de lo que hacemos, que nos ayudamos y que nos lo pasamos muy bien.

  • Entrar en el espacio de Coworking del CIEM

Tras meses de espera conseguí entrar becada en el CIEM en el espacio de Coworking. Gran experiencia por los cursos, por la gente y por despertar en mí ganas de probar muchas tecnologías. Frecuencia de dos/tres veces por semana contando que seguía trabajando.

Lo destaco porque empecé a ser productiva por las tardes, a plantearme metas y trastear con tecnología sin

  • Cachirulo Valley & Agile Aragón

Tras un 2012 alimentándome de eventos, este año ha sido el cambio organizando, colaborando y haciendo alguna que otra aparición. El cual estoy muy contenta.

Surgió la idea desde Agile Aragón y me lancé a crearla. En Agosto nace geek talks y una forma de poder mejorar nuestro inglés técnico entre la comunidad.

  • Me lanzo a crear blogs.

Gestión del hosting, dominio, correo y web personal en wordpress. Experiencia muy positiva de cara al trato con la persona, la organización y el proyecto.

  • Agile Open Space & Codemotion

Codemotion a nivel de contenido estaba muy bien mientras que AOS2013 ganó por goleada por todo lo que engloba el evento: conocer a otras comunidades Agile, compartir conocimiento y muy muy buen rollo. (que fuera en Tenerife también ayudó ;)) 

  • Coworking en bares.

Fue un gran descubrimiento. Nos juntábamos en bares para sacar la faena y fue una experiencia buenísima. Dudas, consultas, sugerencias, birrias, risas no faltaban. El mejor coworking ever.

  • El blog.

Año muy positivo en el blog. Aunque las visitas son muy modestas, yo soy muy feliz cada vez que alguien comenta que le ha servido una explicación.

Ahora me he sacado de la manga “los lacarrismos” que no es más que un resumen semanal de qué es lo que he hecho laboralmente y compartir alguna charleta interesante.

El post con más repercusión no tiene nada que ver con software: “Manifiesto del china chana: 10 filosofias de la montaña aplicadas a la vida”.

Da mucha pereza pero personalmente es muy positivo. Sobretodo porque tengo mi wiki personal de documentación que consulto frecuentemente.

  • El cambio a Madrid. 

Desde Octubre he partido hacia una nueva experiencia en Telefónica.

  • Rodearme de personas que son muy cracks y cogerles mucho cariño así como conocer a muchísima gente muy interesante. Muchas gracias a todos.
Geek Talks en La Jamonería
Geek Talks en La Jamonería

la fotoCachirulo Valley on fire

Lo no tan bueno

Ahora empiezo a meterme caña.

  • Empezar cosas y no terminarlas.

No sólo me refiero al típico curso de Cursea que todos los años nos apuntamos de la universidad mega-guay y que nunca terminamos (que también). Digo de alguna colaboración en proyectos que se quedó a medias. Algo que no estoy nada orgullosa.

  • Meterme en muchos embolicaos.

Recuerdo que hubo un momento que estaba organizando 3 eventos para organizaciones distintas.

(ponente + post + difusión) * 3 = 0_o

Todo este tiempo se me iba sin poder seguir con proyectos personales.

  • No llegar a realizar una app móvil.

Pese cursos, trastear, etc, no llegué a aterrizar una idea en app.

  • No aprovechar la experiencia de La Colaboradora.

Finalicé mi periodo con el CIEM para entrar en la Colaboradora. Un centro de banco de horas se convertía en un espacio de coworking más para mi. Es decir, ni colaboré en otros proyectos o colaboraron en proyectos míos. Si le sumas que empecé a aficionarme al coworking bar… you know what i mean.

  • No saber decir que no.

 No puede ser.

  • Los lacarrismos dejaron de tener miga tras el cambio en Madrid.
  • Mucha frustración

Al ver que las cosas no se hacen bien o al menos se observa que no están dando buenos resultados y ni quieren escucharte para probar otras formas/técnicas/soluciones.

  • Desmotivada y desilusionada en un producto más tiempo de lo que debería.

Después de esto ya no se ve todo tan bonito, no?

Lo aprendido

La verdad que otra cosa no habré hecho, pero aprender, he aprendido muchísimo de esta experiencia.

  • En ocasiones lo que haces te da dando pautas de qué quieres, sólo debes parar y observarte.
  • El cambio da pereza, es costoso, es largo pero es necesario si no estás bien.
  • Tras el curro, el tiempo no da más de sí. Realizar hangouts, aprender tecnología y ejecutarlo, además de trabajar unas 8h 45 cada día. ¿Estamos locos? Las cosas no se crean de las buenas intenciones o de la ilusión, hay que llevarlas acabo, hay que ser responsable y hay que ser realista.  Ah! y hay que tener vida social. El que mucho abarca… pues eso.
  • Cuando tengas una nueva propuesta evalúa cuantos pomodoros puedes dedicarle a la semana. ¿seguro que podrás comprometerte?
  • Además de organizar está delegar. No puedes llevar todo solo, pide ayuda.
  • Cada cliente es un mundo. Lo mejor es observar, escuchar atentamente y encontrar la mejor forma de estar a gusto con la persona para encontrar la efectividad.
  • La metodologías se deben adaptar a la persona o equipo, no al revés.
  • Meter la pata, equivocarse, quedar mal delante de gente forma parte de la vida: el que no hace nada nunca se equivoca. 
  • Hablar en público se aprende hablando en público.

Y ya para concluir.

El 2013 ha sido mi mejor año y no, no he hecho la aplicación del millón, no he lanzado por mi cuenta mil webs y no me he sido una rock star (lo de rock star hubiera molado para qué mentir). Lo que destaco de este año es que yo he dado un cambio brutal:

  • Forma de trabajar: aportando soluciones, alternativas, cambios.
  • Forma de organizarme:  anotando toda la información de qué hacer y basándome en herramientas como trello que todos puedan saber qué es lo que hago/evoluciono y mejorar así la comunicación.
  • De pensar: muchas veces antes de hacer algo pienso, ¿es realmente necesario? ¿qué problema le ha llevado al cliente para pensar en esa necesidad? ¿aporta valor?
  • De escuchar: escuchar es el primer paso a la conversación. Y es bastante difícil escuchar.
  • De escribir: el blog me ha dado fluidez en la escritura.
  • De hablar en público y face to face
  • De afrontar retos y cambios: ¿Madrid? ¿te parece poco? 
  • Y disfrutar mucho de lo que hago -> Oh yeah

Esta último listado por su puesto que necesita pulirse como también muchas cosas de las que he dejado bien visibles como NM (Necesito Mejorar). 

Pero hay que ser positivos,  si hubiera sido todo de rosas no tendría nada que escribir en el 2014 😉

Saludos, paz, y amor.

Anuncios