Apagado o fuera de cobertura

Dentro de unas horas, cumpliré 3 días sin número de teléfono. Eso significa: ni sim ni datos. Es una experiencia cuanto menos curiosa. No me importaba un carajo que me hubieran robado el móvil (si me conocéis, ya sabéis como era mi móvil), ni la información (en septiembre hice backup) me importaba el hecho de que estaba incomunicada y lo peor, no sabía hasta cuando.

Día 0: Quería cancelar el número ya: necesito un móvil. Quiero llamar a casa ya: necesito un móvil.

Día 1: quería despertador: necesitaba un móvil. quería buscar una comisaría: necesitaba un móvil. quería avisar que llevaba 2 horas en comisaría: necesitaba un móvil.

Relax, Laura, relax.

Alex Andreu, ante una llamada de socorro por facebook me facilitó un móvil en perfecto estado. Mil gracias Alex, ya tenía despertador.

Día 2: dificultades por titularidad al hacer un duplicado.

Por un día más… no pasa nada.

Día 3, HOY: Sigo sin número.

Es increíble la dependencia que tenemos del móvil. Antes vivíamos sin ello, ¿qué nos ha pasado? Ahora si quedas con alguien  y no está, le mandas un whatsapps esquizofrénicamente; estás buscando una calle de alrededor y buscas las indicaciones sin cruzar palabra con nadie; no sabes que hacer y te pones a escribir a la gente; estás con tus amigos en un bar y nos ponemos a mirar todos el móvil. ¡Qué narices! Literalmente: no soltamos el móvil ni para cagar.

Lo peor es que por mucho que diga aquí buenos propósitos, sé que lo primero que haga será instalar whatsapp. Ciertamente, me planteo quitármelo. Pero aunque no quiera verlo es parte de nuestra sociedad. Tanto mis amigos como mi familia como yo no paramos de subir contenidos, quedadas, etc. Y cuando digo quedadas, no sólo me refiero a quedadas esporádicas me refiero a organizar una cena de navidad, una fiesta de cumpleaños etc etc. Sí, esos grupos dolorosos que ves 165 mensajes sin leer y lógicamente, no te enteras de nada.

No puedo decir sólo pestes porque whatsapp es útil y mucho como sistema de mensajería. Es simplemente, que no me gusta la forma en la que terminamos dependiendo de una aplicación y la forma en la que la sociedad está cambiando para adaptarse a una aplicación (organización, planes, trabajo) y no al revés.

Sinceramente, no sé ni cómo terminar este post. No tengo consejos que dar porque ni para mí tengo. Sólo quiero sembrar la pregunta: ¿qué pasaría si estás 3 días con el número de teléfono bloqueado? ¿Sin Whatsapp? ¿Cómo lo llevarías? 

Anuncios

Un comentario en “Apagado o fuera de cobertura

  1. Ay Laurita! Yo en el puente de constitución siempre me voy con amigos al pirineo, Piñera, y estamos sin cobertura salvo 10 minutos al día cuando estamos entre España y Francia. Estoy de acuerdo en todo, la verdad es que da un poco de asco la manera que tenemos ahora de relacionarnos, vamos a ser una generación que va hacia atrás en el aspecto social en la era mas social de la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s